PRESOTERAPIA: la respuesta profesional

La presoterapia es uno de tus aliados indiscutibles. Conoce qué es, para que sirve y cómo se aplica esta técnica de vanguardia, sostenida por los más sólidos fundamentos científicos.

Método terapéutico utilizado en fisioterapia, medicina estética, estética y angiología, para el drenaje y reducción de los edemas venosos y linfáticos, la PRESOTERAPIA, sin duda, escribe su historia a favor de la belleza y la salud en letras mayúsculas.

Efectivamente, se trata de una tecnología de sólida raigambre científica usada por distintas disciplinas médicas, además de por los centros de belleza, que busca no sólo el cuerpo físicamente perfecto, sino que también trata distintas patologías como los síndromes varicosos o las alteraciones circulatorias periféricas, por ejemplo.

El tratamiento de presoterapia se efectúa introduciendo las extremidades corporales en unas botas o manguitos, con una doble pared que forma una cámara hinchable, donde con ayuda de un compresor, se insufla aire a presión correctamente dosificada. El hinchamiento se consigue siempre en sentido centrípeto (de distal a proximal).

La presoterapia basa su acción en la consecución de una compresión externa que origine un aumento del paso del líquido intersticial al interior de los capilares y vasos linfáticos, favoreciéndose la reabsorción de edemas. A la par, el masaje presionante facilita el deslizamiento fisiológico del flujo venoso y linfático, activándose así la circulación de retorno. Con todo ello conseguimos tratar la celulitis, adiposidades, circulación, etc. En las páginas que siguen encontraremos avanzados equipos de presoterapia que ofrecen solución a muchas de esas alteraciones a las que nuestros clientes buscan poner solución, sin olvidar que esta técnica se utiliza también como complemento tras determinadas intervenciones de cirugía y/o medicina estética.

La presoterapia puede tratar todo el cuerpo, especialmente abdomen, piernas y brazos, resolviendo la incómoda y tan habitual retención de líquidos, los trastornos circulatorios y varicosos, los edemas, la celulitis, etc. Proporcionando además una agradable sensación de relajación y bienestar.

Técnica similar a un masaje manual, estimula la circulación de retorno venosa y linfática. La duración del tratamiento es de 30minutos dependiendo del tratamiento.
Principales aplicaciones:

  • Celulitis y obesidad.
  • Post-mesoterapia.
  • Post-liposucción.
  • Piernas cansadas y/o cargadas.
  • Drenaje veno-linfático.
  • Post-cirugía.
  • Retención de líquidos.